Miguel Martinez Cascales: intervención en la V Asamblea del Manifiesto Socialista de la Región de Murcia

29.02.2012 19:08

Compañeros y compañeras, buenas noches.

 

Soy Miguel Martínez Cascales, militante de la Agrupación de Moratalla y miembro de la Coordinadora del Manifiesto. En la lista que presentamos al Congreso Extraordinario iba el número 4.

 

Compañeros y compañeras. Cuando se acabe esta legislatura el Partido Popular llevará gobernando en esta Región 20 años. ¡20 años!, que se dice pronto. Quiere ello decir que el Partido Socialista lleva perdiendo elecciones en esta Región 20 años. ¿Hay motivos para no estar satisfechos? ¿Hay motivos para pedir que el PSRM se renueve de arriba abajo? ¿Hay motivos para estar indignados con los dirigentes? Claro que los hay. Muchos. Muchísimos…

 

El Partido Socialista, nuestro partido, está asistiendo desde hace mucho tiempo a una sangría: de votos, de militantes, de gente que no confía en nosotros, que no se quiere acercar a nosotros porque desconfía, aunque esté ideológicamente cercana a nuestras ideas. Hay muchos miles de murcianos y murcianas que no encuentran su espacio político porque sienten que el PSRM no les representa. La falta de confianza en nuestro partido ha sido lo que le ha dado alas a la derecha para gobernar en nuestra Región. Y esto tiene que cambiar, tiene que cambiar ya.

 

Y tiene que cambiar por respeto. Por respeto a muchos hombres y mujeres de esta Región, militantes de base, que han puesto a lo largo de toda su vida sus ilusiones, sus ganas y su tiempo al servicio del partido, sin pedir nada a cambio. Por esos compañeros y compañeras de las Agrupaciones que hacen un trabajo callado, que están ahí siempre y que ven cómo el partido, su partido, encaja derrota tras derrota en la Región. Por estos hombres y mujeres que después de la desilusión de cada derrota electoral vuelven a levantarse una y otra vez con las mismas ganas que el primer día. Por ellos, por respeto a ellos, el PSRM tiene que cambiar.

 

Dentro de un mes tendremos el Congreso Regional. Allí es donde hay que empezar a cambiar las cosas. Y ante esto, podemos coger dos caminos: dejar que los de siempre, que las prácticas de siempre se impongan para seguir igual que estamos o peor; o pasar a la acción, decir alto y claro que queremos un PSOE ganador, un PSRM que dé prioridad a ideas sobre personas, un PSRM cercano a la sociedad, que sitúa a sus militantes en el centro de la vida del partido, que no se arruga ante la derecha, que no antepone los intereses de unos pocos dirigentes a la ilusión de muchos miles y miles de socialistas de corazón.

 

Y repito, lo tenemos que hacer por respeto. Por respeto y por coherencia. Porque tenemos ideas, tenemos proyectos, tenemos gente y tenemos el poder que nos da la militancia de base, el trabajo en el partido, la fuerza de nuestras ideas y el orgullo de ser socialistas.

 

Por tanto, el Manifiesto tiene que estar ahí. Y tiene que estar ahí optando a todo. Pero claro, para ello es absolutamente necesario que todos y todas nos impliquemos. Como diría Pablo Iglesias, que llevemos nuestras ideas a todas partes.

 

Tenemos que conseguir Delegados en las Agrupaciones. Por ahí empieza nuestro trabajo. Tenemos que hablar con nuestros compañeros y compañeras, con los militantes de base, explicarles quiénes somos y qué queremos. Tenemos que plantarle cara a las presiones de aquellos que lo único que quieren es estar y no hacer. El trabajo empieza por ahí.

 

Tenemos que saltar por encima de viejas prácticas que no han dado resultado. No hay que tener miedo a presentar listas alternativas en las Agrupaciones si es necesario. La excusa de que con ello rompemos el partido les ha servido a muchos y muchas en esta Región para tenerlo todo bien atado, para paralizar la actividad de los militantes y simpatizantes del PSRM. Por hablar y proponer no se rompe ni se divide, se enriquece la vida del partido y se da a los militantes la opción de decidir, de decidir de verdad. Por tanto, nada de dividir ni romper. Nada más lejos de los deseos de este Manifiesto. Ante todo, somos socialistas.

 

Tenemos que ser valientes. Tenemos que empezar a trabajar para cambiar el PSRM. Podemos. Tenemos ideas, gente y ganas. Y sabemos lo que no hay que hacer. Sabemos que los ciudadanos y ciudadanas de esta Región y nuestros compañeros y compañeras de partido nos están esperando. Están esperando un PSRM que ilusione, que plante cara a la derecha. Están esperando gente que acabe con las prácticas que el PSRM ha llevado a cabo a nivel interno durante mucho tiempo. Que acabe con los pasteleos, con pactos indecentes y cínicos, con las luchas de poder que simplemente sirven para colocar a la gente en puestos. Queremos victorias electorales, no sillones.

 

Es nuestro momento, es la oportunidad de evitar que el partido siga cayendo más abajo. Y tenemos que hacerlo. Tenemos que comprometernos todos a obtener Delegados, a llegar a todos los compañeros y compañeras.

 

Vamos a presentar candidatura a la Secretaría General. La coordinadora del Manifiesto así lo decidió en su sesión de trabajo en Moratalla y por eso os lo traemos aquí, para buscar vuestro compromiso e implicación. Y vamos a presentar candidatura a la Secretaría General cambiando las prácticas: primero el proyecto y después las personas y los nombres. El resto que siga su trabajo. Nosotros seguimos con el nuestro, el trabajo de las ideas,

 

Tenemos que hacerlo. Se lo debemos al partido y a su gente.

 

Muchas gracias, compañeros y compañeras.