La nueva reforma laboral, abarata claramente el despido

26.07.2012 20:52

Claves de la nueva reforma laboral y cómo pueden afectar a empresas y trabajadores.

La nueva reforma laboral abarata el despido y crea dos modalidades nuevas de contrato más baratos. También facilita a las empresas el cambio en la jornada y horario, así como la simplificación del descolgamiento de los convenios colectivos y la ejecución de ERE's.

Abaratamiento del despido

Se rebaja la indemnización por despido de los 45 días actuales a los 33 días, hasta un máximo de 24 mensualidades. La aplicación de la indemnización de 33 días no será retroactiva, con lo que los trabajadores con 45 días mantendrán sus derechos anteriores a la aprobación de la reforma.

Se elimina la autorización administrativa previa para la realización de ERE's

Los organismos y entidades públicas podrán aducir causas objetivas (económicas, técnicas, organizativas, etc.) para efectuar despidos. Hasta ahora una entidad pública no podía realizar despidos objetivos al no considerarse que la entidad tenía ánimo de lucro y tener la obligación de prestar un servicio público.

Se amplían y definen las causas para el despido objetivo, con 20 días con un tope de 12 mensualidades. Un despido por causas económica se producirá cuando, por ejemplo, la empresa presente pérdidas durante tres trimestres consecutivos o ante la existencia de pérdidas actuales o previstas, así como la disminución del nivel de ingresos o ventas.

Parados en "trabajos para la comunidad"

Los desempleados que estén cobrando una prestación por desempleo tendrán que realizar "un trabajo social para la comunidad".

Convenios laborales

Se pone fin a la prórroga indefinida de los convenios colectivos. La duración máxima de los convenios colectivos vencidos será de dos años. Además las empresas podrán "descolgarse" de los convenios colectivos si atraviesan dificultades económicas. Se introduce la prioridad de los convenios de empresa frente a los colectivos.

Absentismo y baja laboral

Desaparece el grado de absentismo para justificarlo como causa de despido. Ahora un número de bajas alto será causa de despido objetivo.

El "Contrato Rajoy"

A los 40 tipos de contrato existentes, se suma un nuevo contrato "indefinido" con un periodo de prueba de un año para PYMES (el ya conocido como "Contrato Rajoy"). Este contrato conlleva la posibilidad del despido libre y gratuito durante el primer año (el año de prueba).

Este contrato incluirá una deducción de 3.000 euros en la contratación del primer trabajador menor de 30 años. Si los nuevos contratados están en paro, podrán cobrar el 25% de su paro y el empleador deducirse el 50% de lo que quedaba por cobrar en el plazo de un año.

A partir del 31 de diciembre de 2012 no se podrán encadenar contratos temporales más allá de 24 meses.

Con la limitación del número de contratos temporales y la creación de este nuevo contrato de se incentivará la creación de nuevos "contratos Rajoy".

Modificación del contrato a Tiempo Parcial

Se modifica el contrato a tiempo parcial para permitir la realización de horas extra.

ETT's como agencias de colocación

La reforma laboral también contempla que las empresas de Trabajo temporal puedan trabajar como agencias de colocación. Esto implica, por ejemplo, que las ETT podrán llamar directamente a los parados para ofrecerles empleo. También podría implicar que el rechazo de 3 ofertas de empleo conlleva la pérdida de la prestación por desempleo.

Contratos de formación

Se podrán realizar contratos de formación y aprendizaje hasta los 30 años mientras la tasa de paro no baje del 15%. Mientras que antes sólo se podía hacer un solo contrato de formación a un trabajador, ahora no se establece límite máximo.

Formación, Sindicatos y Asociaciones empresariales

Los sindicatos pierden poder al perder poder los convenios colectivos, sin embargo salen bien parados gracias al nuevo "derecho a la formación", por el que se formará al trabajador cuando un nuevo cambio tecnológico o de otro tipo tenga lugar en la empresa. Los sindicatos y asociaciones empresariales recibirán dinero público para llevar a cabo dicha formación. Además, se prevé el desarrollo de un Cheque-Formación, por el que una empresa se beneficiará de bonificaciones en las cotizaciones al contratar a trabajadores que lleven a cabo estos cursos. En definitiva, se premiará la realización de cursos que serán impartidos por sindicatos y asociaciones empresariales con dinero público.

Movilidad funcional y Flexibilidad

Se elimina el sistema de clasificación de trabajadores por categorías profesionales y se sustituye por el de grupos profesionales amplios.

De este modo, la empresa podrá cambiar de puesto a un trabajador dentro de los puestos del mismo grupo.

Las empresas podrán alterar unilateralmente la jornada de trabajo, el horario y el sistema de rendimiento, así como el traslado geográfico de los puestos de trabajo (este último, aduciendo condiciones objetivas).

 


Conclusiones:

El despido es claramente más barato. Ya no habrá contrato de 45 días, sino de 33, y se amplían las posibilidades de que una empresa pueda acogerse al despido objetivo por 20 días. Otros aspectos destacados es la mejora en la contratación de los más jóvenes, bien a través de un nuevo formato de formación profesional, bien mediante amplias ventajas para pequeñas y medianas empresas.

El nuevo contrato "indefinido" con un año de prueba resultará muy interesante para las empresas. Se espera que sustituya a los actuales contratos temporales dado que los despidos durante el primer año son libres y gratuitos.

El mercado tenderá a contratar a menores de 30 años con los nuevos contratos de formación. Gracias a las deducciones y a la compatibilización del sueldo con la prestación por desempleo, con este nuevo contrato se espera que las empresas contraten a los parados que están recibiendo prestación por desempleo frente a parados con el subsidio agotado (parados de larga duración) o jóvenes que busquen su primer empleo (para los que el contrato de "formación" resultará más adecuado).

El gobierno, con estas medidas y nuevos contratos consigue varias cosas importantes: frenar la subida del número de parados y ahorrarse parte del dinero de los subsidios por desempleo. Dinero que podría ir, en parte, a sindicatos y asociaciones empresariales en concepto de "formación".

La modificación del contrato a Tiempo parcial para permitir horas extra puede resultar, cuanto menos, peligrosa. En sectores como la hostelería, se podría abusar de este tipo de contratos para emplear a trabajadores durante más horas de las estipuladas por contrato. Ante una eventual inspección, siempre se podrá aducir que se estaban echando horas extra. Esto conllevaría que puede incrementarse la ya de por sí alta economía sumergida en este tipo de trabajos.

La movilidad funcional puede resultar problemática para los trabajadores cualificados, dado que pueden verse destinados a puestos de menor cualificación o incluso de distinta cualificación, siempre y cuando los puestos estén dentro del mismo grupo.

La flexibilidad interna en cuanto a horarios, movilidad geográfica, etc. pueden derivar en una mayor cantidad de bajas voluntarias si no se controla que las empresas no las usen como medidas de presión para ahorrarse los despidos.

 

 


Reacciones:

Mientras que la patronal se muestra moderadamente satisfecha con la reforma, los sindicatos amenanzan con una huelga general. Se espera que, si se consigue el apoyo social suficiente, se adelante la huelga planteada para final de mes al próximo 19 de febrero.

Desde la ciudadanía, las reacciones son variadas. Podemos encontrar personas que aceptan de buen grado la reforma, a la espera de que se observe algún tipo de resultado, y los que se manifiestan frontalmente en contra de la nueva reforma y creen que el resultado de la misma puede ser un aumento de la contratación a costa de un empobrecimiento de los trabajadores y una merma en la estabilidad laboral.

 

Fuente: La Gaceta del Noroeste

http://www.lagacetadelnoroeste.es/noticias/nacional-e-internacional/el-gobierno-aprueba-la-nueva-reforma-laboral.html