Los presupuestos de 2014 ratifican el incremento de la deuda municipal de Moratalla

29.11.2013 11:39

    A pesar de los intentos que protagoniza el gobierno local del PP de Moratalla por hacernos creer que está reduciendo el nivel de endeudamiento del Ayuntamiento de Moratalla, y haciéndose eco de la dificultad que conlleva el entendimiento de cualquier terminología financiera, de nuevo los presupuestos municipales para el año 2014 elaborados por el consistorio moratallero arrojan un incremento del endeudamiento municipal a largo plazo.

 

    Así se puede ver en el propio informe económico-financiero que acompaña al presupuesto para el año 2014, donde se dice literalmente que "la deuda pendiente por créditos a largo plazo pendiente de reembolso prevista a 31/12/2013 es de 9.185.464,96 euros... mientras que a corto plazo se encuentran formalizadas operaciones de tesorería con saldo vivo previsto a 31 de diciembre de 1.158.558,30 euros, lo que supone un nivel de endeudamiento actual del 153,20% de los ingresos corrientes del presupuesto de 2014" (que asicenden a 6.711.322,50 euros).

 

    Y claro, si comparamos estos datos con los obtenidos del mismo informe de la intervención municipal que acompañaba a los presupuestos del año 2013, se constata el incremento de esta deuda a largo plazo:

    El endeudamiento a largo plazo ha subido en un año desde los 8.480.417,78 euros a los 9.185.464,96 euros, es decir en la cifra de 705.047,18 euros (aproximadamente el mismo importe que el nuevo plan de pago a proveedores), y desde 2011 en 1.819.669,21 euros (en dos años), y a falta de la confirmación de operaciones de tesorería de carácter extraordinario como la solicitada al Ministerio de Hacienda del gobierno central como es la ADHESIÓN A LAS MEDIDAS DE LIQUIDACIÓN, ESTABLECIDAS EN EL TÍTULO II DEL R.D. LEY 8/2013 DE 28 DE JUNIO, DE MEDIDAS URGENTES CONTRA LA MOROSIDAD DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS Y APOYO A ENTIDADES LOCALES CON PROBLEMAS FINANCIEROS, que como ya hemos manifestado en reiteradas ocasiones desde el PSOE de Moratalla y así está siendo reflejado en distintos medios de comunicación, supone la intervención económica del Ayuntamiento por el Gobierno Central, y que aporta un montante de dinero de cáracter extraordinario de 1,5 millones de euros para afrontar la grave situación de falta de liquidez por la que atraviesa esta institución pública. Más información en:

EL GOBIERNO CENTRAL EMPIEZA A INTERVENIR ECONÓMICAMENTE AL AYUNTAMIENTO DE MORATALLA.

    Y ante esta situación, ¿qué es lo que argumenta el gobierno del PP de Moratalla? Pues bien, según ha reflejado en diversos medios de comunicación a nivel regional y de una forma totalmente propagandística, dado que incluso después de hacer números han tenido que rectificar sus propias cuentas, como publicó el diario regional La Opinión de Murcia con titulares cuanto menos tan llamativos como "El alcalde asegura que el ayuntamiento de Moratalla empieza a ver la luz al final del túnel", y que como decimos, primero argumentaba una reducción del endeudamiento cifrada en 2 millones de euros para después rectificar y decir que esa misma reducción era de 1 millón (se le escaparon entre ambas declaraciones nada más y nada menos que más de 166 millones de las antiguas pesetas...), lo que está ocurriendo es que se está produciendo una reordenación de este endeudamiento, o dicho de otra forma, se está refinanciando el remanente negativo de tesorería que arrastra el ayuntamiento, convirtiendo parte del mismo en deuda a largo plazo.

 

    Es decir, que no se está reduciendo el nivel de endeudamiento, sino que parte del remanente negativo de tesorería (endeudamiento a corto plazo), se está transformando en endeudamiento a largo plazo, a través de los distintos planes de pago a proveedores que el gobierno central está poniendo a disposición de las administraciones públicas de este país, pero que en ningún caso conllevan una reducción de deuda sino una refinanciación de la misma a largo plazo.

 

    Y esto se constata con los propios números de los informes de intervención:

 

Denominación: 31/12/2012 31/12/2013 Diferencia
Deuda a largo plazo 8.480.417,78 euros 9.185.464,96 euros 705.047,18 euros
Deuda a corto plazo 1.131.558,30 euros    1.158.558,30 euros 27.000 euros
Remante negativo de tesorería 8.027.898,47 euros
(conforme a la liquidación del presupuesto de 2011)  
5.771.578,47 euros   
(conforme a la liquidación del prespuesto de 2012)
- 2.256.320 euros
Total: 17.639.874,55 16.115.601,73 - 1.524.272,82 euros


Y claro, ante estos datos clarifiquemos los números:

 

    Incremento en 705.047,18 euros en el endeudamiento a largo plazo en 1 año: en el pleno de 25 de Septiembre de 2013 se aprobó otro plan de pago a proveedores por un montante de exactamente 754.120,39 €, a un tipo de interés del 4,5% y a pagar en los próximos diez años, tras un periodo inicial de carencia de amortización de capital de dos años.

 

    Es decir, parte de la deuda correspondiente del remanente negativo de tesorería (por estar vencida y pendiente de pago) se transforma en deuda a largo plazo con este plan de pago a proveedores, pero no se ahorra, sino que se refinancia, y quedará registrado en la reducción del remanente negativo de tesorería que se reflejará en la liquidación de presupuestos del año 2013, como ha quedado registrado en la reducción del remanente negativo de tesorería de la liquidación de presupuesto del año 2012 con respecto a los anteriores planes de pago a proveedores que ascendían a un montante de 5.468.127,05 € y que se han tranformado en incremento de la deuda a largo plazo y reducción paulatina del remante negativo al liquidar los pagos pendientes.

 

    Y salta a la vista la supuesta rebaja del remanente negativo de tesorería de 1.524.272,82 euros, pero atención, conforme a la liquidación del presupuesto de 2012:

 

    Como ya hemos comentado, el Ayuntamiento de Moratalla está pendiente de la aprobación por parte del Ministerio de Hacienda de una medida excepcional y urgente de liquidez que le aportará 1,5 millones de euros, cantidad coincidente con la supuesta rebaja del remanente negativo de tesorería con respecto a 2012, es decir, con un año de retraso en los datos, con lo cual, y en términos reales, tal reducción de dicho remanente negativo no se ha producido totalmente, ya que hay pendientes de pago varias nóminas del personal del Ayuntamiento cuyos retrasos vienen acumulando en el tiempo, entre otros conceptos, y que por cuestiones de tecnicismos contables (principio del devengo contable), quedan reflejadas en los gastos de personal de los presupuestos pero que están pendientes todavía de abonar realmente a los empleados públicos a cuenta de los ingresos que percibirá el ayuntamiento a lo largo del año que viene con cargo a la participación en los tributos del Estado que va a transferir al Ayuntamiento de Moratalla a cuenta de 2014 (es un adelanto), provenientes de los ingresos que el Estado aporta al municipio, y que se transformarán en deuda pendiente con la Administración Central a largo plazo a pagar en los próximos 3 años al tipo de interés legal del dinero, y que por otra parte seguirá incrementando los gastos corrientes, específicamente los gastos financieros.

 

    Es decir, que la supuesta reducción del remanente negativo de tesorería en la que se ampara el gobierno local del PP para hablar de esta falsa rebaja del endeudamiento municipal, en términos reales está siendo soportada por el incobro acumulado en varios meses de las nóminas del personal del ayuntamiento y por el resto de pequeños proveedores pendientes del pago de sus facturas, que aunque aparece reflejado como gasto de personal en el capítulo primero del presupuesto de gastos para 2013 (en el caso de las nóminas de los empleados públicos), no está liquidado realmente, sino que esta deuda acumulada con los trabajadores se traslada en el tiempo pero no se soluciona realmente.

 

    Así que más allá de la técnica contable y el registro y representación presupuestaria de los datos, realmente no es cierta esa rebaja del endeudamiento que argumenta el PP de Moratalla, sino más bien al contrario, están haciendo frente a los requerimientos de pago del Ayuntamiento a costa de incrementar la deuda a largo plazo (pero esto está llegando a su fin al agotar las vías de endeudamiento disponibles, por lo que han tenido que acogerse a las medidas excepcionales de liquidez del Ministerio de Hacienda), transmitiendo una imagen falsa a la ciudadanía (y que va en contra del fin propio de toda contabilidad, que es la de proyectar la imagen fiel patrimonial) sin abordar la raíz de los problemas financieros del ayuntamiento, ya que los están aplazando de forma acumulativa y esto supone un incremento de los gastos financieros a los que hay y habrá que hacer frente cada vez con mayor importe, y que están repercutiendo a los vecinos a base de subidas de impuestos y recortes en servicios sociales e inversión pública (que han reducido hasta anularla completamente), y que lejos de poner solución viable a tales males, los incrementan al trasladarlos en el tiempo con el consiguiente incremento de los correspondientes intereses, y con una clara finalidad partidista en términos políticos.