El Gobierno abandona a los dependientes a su suerte y sus cuidadoras ya no cotizan a la Seguridad Social

03.12.2012 00:16

Junto al recorte drástico de ayudas y a la parlización de los expedientes con el que ya no se reconocerá a más dependientes, el Gobierno del PP ha culminado el desmantelamiento de la Ley de la Dependencia creado por Zapatero al dejar de pagar las cotizaciones de 145.000 cuidadoras. Una vez más las mujeres, y las mujeres con poco poder adquisitivo, las más perjudicadas. Este domingo se realizará en Madrid una marcha para defender los derechos de las personas con discapacidad y sus familias.

 

El Partido Popular ha seguido con su estrategia implacable para desmantelar la Ley de la Dependencia de Zapatero que estableció que la protección a los más vulnerables, a aquellos que no pueden valerse por sí mismo, es un derecho. Si para el Gobierno de Rajoy la Sanidad, la Educación y hasta la Justicia se ve como un negocio y no como un derecho para todos los españoles  independientemente de su renta, la Dependencia no iba a ser menos. La filosofía de la Ley puesta en marcha por el Gobierno del PSOE también era reconocer el trabajo de quienes cuidan a los dependientes, tarea que en España recae casi exclusivamente en las mujeres (un 96% de los cuidadores). Y la forma de reconocer el trabajo era que cotizaran a la Seguridad Social,  por eso el Gobierno cotizaba por ellas, para que tuvieran derecho a una pensión. Ahora esa posibilidad se ha esfumado, el Gobierno de Rajoy ha suprimido las cotizaciones.

 

145.000 bajas en la Seguridad Social
La Seguridad Social ha dado de baja en este mes de noviembre a 145.000 cuidadoras de personas dependientes que recibían una ayuda por atender a sus familiares. Cuando el Gobierno de Rajoy modificó la Ley de Dependencia para recortar las ayudas, también suprimió las cotizaciones y avisó que quien quisiera seguir cotizando para tener algún día una pensión, tenía de plazo hasta el 1 de noviembre para comunicar que seguiría pagando las cuotas de la Seguridad Social, pero tendría que pagarlas por su cuenta.

 

Cuidadoras sin salario, menos ayudas y residencias más caras
A la escasez de residencias geriátricas públicas con precios no abusivos, a la escasez de centros de día y de centros especializados para grandes dependientes, se une el recorte de las ayudas para los que son atendidos en sus casas, un rec
orte que es de un 15% como mínimo. Pero es que la ayuda a un dependiente de máxima gravedad es tan solo de 500 euros mensuales. Muchas mujeres tuvieron que dejar su empleo para cuidar a un familiar dependiente, han dejado de cotizar a la Seguridad Social por obligación y porque el Estado no daba cobertura a los dependientes, por eso la Ley del PSOE otorgaba que el Estado cotizara por ellas, ahora eso también se acabó. Los recortes se han cebado con los más débiles.

 

Fuente:elplural.com

http://www.elplural.com/2012/12/01/el-gobierno-abandona-a-los-dependientes-a-su-suerte-y-sus-cuidadoras-ya-no-cotizan-a-la-seguridad-social/