El alcalde carga contra el director de Cultura por el cierre del centro rupestre

18.03.2013 14:45

«Han tirado el dinero», dice Antonio García, quien añade que «para clausurar cosas y no hacer nada no hace falta un director general»

    Con una franqueza inusitada para un político. Así ha reaccionado el alcalde de Moratalla, Antonio García, ante la propuesta de la Dirección General de Cultura -bajo el mando de su compañero de partido Francisco Giménez- para que a través de un convenio se pueda reabrir al público el centro de arte rupestre Casa Cristo. «Ha habido una mala gestión, se ha equivocado el planteamiento y se ha tirado el dinero», añadía García. El alcalde ha llegado a pedir la dimisión de Giménez, porque entiende que «para cerrar cosas y no hacer nada no hace falta un director general».

 

    El centro no es accesible para el público desde enero, cuando finalizó el contrato con la empresa de seguridad -150.000 euros al año- que lo custodiaba. «Hemos propuesto al Ayuntamiento conectar el sistema de cámaras a la central de la Policía Local para garantizar la seguridad. Además, las piezas más valiosas han sido trasladadas a museos», explicaba Giménez ayer. El convenio presentado, según él, «permitiría abrir mañana mismo al público, ya que incluso hay una empresa de guías que se haría cargo del coste a cambio de la recaudación de las entradas», añade.

 

    La transformación de museo a centro de interpretación permitiría mantener el centro -ubicado en un edificio municipal- abierto. «Al Ayuntamiento casi le saldría a coste cero», explica Giménez, «y se mantendría la biblioteca, el centro de estudios y la revista, que sería on-line». Ahora, el Ayuntamiento tiene la pelota en su tejado, aunque el alcalde quiere seguir presionando para que la instalación siga dotada con fondos autonómicos.

 

Fuente: LA VERDAD DE MURCIA