Juan Martínez Navarro “El Petra”, nace en la villa de Moratalla un 3 de diciembre de 1920.

 

 Aunque nunca llegó a cursar estudios superiores, ya que de joven tuvo que dejar la escuela y ponerse a trabajar, si procuró dotarse de una buena formación política e intelectual, de una forma totalmente autodidacta (devoraba cualquier libro que caía en sus manos, así como la prensa escrita). Escribía de una forma fluida, sin faltas de ortografía y con una caligrafía impecable.

 

"Nuestro Juan es más bien pequeño, de estructura atlética, facciones regulares, moreno, simpático y servicial, listo como el hambre y muy generoso. Durante muchos años concilió su actividad empresarial de explotación de una granja de gallinas con la cumplimentación de documentos con los fines más variados: matrículas en centros de enseñanza, preparación de jubilaciones, contratos de trabajo, etc... Pero como decimos su negocio principal fue el de la explotación de una granja de gallinas ponedoras. Con una buena clientela en Murcia... en el vehículo (una pequeña furgoneta), aparte de la razón social, se leía, junto a un huevo de grandes dimensiones" ¡El huevo de Colón!

 

           Extracto del libro "De Moratalla a Murcia (1931-1955). Arsenio Sánchez Navarro.

 

Esa formación política, que fue adquiriendo en su juventud, hizo que fuera tomando conciencia de las injusticias sociales y abusos que, tanto por la clase dirigente como sus aliados, los terratenientes y caciques, practicaban sistemáticamente sobre los trabajadores y campesinos, lo que provoca que tomara partido por formaciones radicales de izquierda. Ya con quince años se afilia a las Juventudes Libertarias y al sindicato anarquista de la CNT, participando en algún que otro mitin en el teatro del pueblo, entonces denominado “Teatro Estrella”. En 1938, en plena Guerra Civil, se incorpora a la Brigada de Hierro, brigada anarquista integrada en el ejército de Levante y que peleó en los frentes de Teruel y del Ebro.

 

    Una vez terminada la guerra, volvió a su pueblo y en 1942 es llamado a filas, cumpliendo tres años de “mili” en la Academia General Militar de Zaragoza, en donde continuaría su acción política contra el régimen franquista, contactando clandestinamente con el “maquis” y pasando información y croquis a los aliados de instalaciones militares franquistas y alemanas, aún a sabiendas del gran riesgo que corría. En 1947, con la represión franquista en todo su apogeo, tuvo que pasar por la cárcel acusado de auxilio a la rebelión, al hablar mal del régimen y difundir ideas socialistas, aunque gracias a su padrino y tío, Luis Lozano “El Chulla”, y algún que otro amigo influyente, lo dejaron a los tres meses en libertad sin cargos.

 

    Ya en la década de los 70 se afilia al Partido Socialista Obrero Español, formando parte activa en la reconstrucción del PSOE en la Región de Murcia y en particular en la constitución de la agrupación socialista de Moratalla, tomando parte en el XXVII congreso del PSOE celebrado en Madrid en diciembre de 1976 (ya muerto el dictador). Allí conoció personalmente a políticos de la talla de Gregorio Peces Barba, Francisco Bustelo y Ciriaco de Vicente Martín, al que yo también tuve el honor de conocer, ya que me lo presentó mi padre, en el despacho del presidente del Consejo Regional, Andrés Hernández Ros, allá por 1979.

 

    En las elecciones municipales de 1979 forma parte de la candidatura del PSOE, candidatura que gana las elecciones, asumiendo la concejalía de Hacienda. Terminada la legislatura y ante un cierto desencanto, optó por retirarse de la política activa, aunque siguió apoyando todas las candidaturas socialistas que se presentaron en las sucesivas elecciones municipales que se fueron desarrollando hasta su muerte en marzo de 2005.

 

                                                                                    En su memoria, su hijo Luis Martínez Martínez (Jali).

 

Homenaje a la Guardia Civil. Iª Legislatura 1979-1983.

Juan Martínez Navarro, segundo por la derecha, como concejal por el PSOE.

 

Juan Martínez Navarro (en el centro), durante el servicio militar en la Academia General de Zaragoza.


Juan Martínez Navarro, "el petra", junto a su esposa Jacoba.