Alonso Marín Hernández. Alcalde socialista durante la IIª República española en Moratalla.      Alonso Marín Hernández, conocido popularmente como el "Rosao", es elegido Alcalde en sesión de 16 de Abril de 1.938, en una situación de total descomposición, donde los abandonos por parte de concejales de todos los partidos eran habituales debido a las incorporaciones a filas y a la cercanía del fin de la Guerra Civil y su fatal desenlace.

 

   Tras la reforma de los Ayuntamientos en Diciembre de 1.936, entró a formar parte de la Corporación Municipal como representante de la U.G.T. Fue Consejero de Obras Públicas y Justicia en 1.937, año en que el P.S.O.E. se reorganizó en Moratalla tras haber sido erradicado dentro del llamado "Bienio Restaurador" o "Bienio Negro".

 

   La situación de hambre y desesperación en Moratalla era extrema en los apenas dos meses que ejerció como máximo responsable del consistorio, puesto que fue llamado a las filas del ejército del Frente Popular en defensa de la República, centrándose el foco de atención del Concejo en la provisión de alimentos y bienes de primera necesidad.

 

   Ingresó en prisión el 29 de Marzo de 1.939, donde fue condenado a muerte, pena que finalmente fue conmutada gracias a la intervención de una persona influyente de derechas, el Sr. Melgares, de Caravaca. Dicha intervención surgió en agradecimiento a otro acto similar que habían tenido, para con él y su familia, tanto el propio Alonso Marín como Juan Llorente Sánchez.

 

    La condena final de treinta años fue motivada por "el delito de auxilio a la rebelión", según el certificado del Centro Penitenciario de Murcia (paradojas del odio y la guerra: los rebeldes condenan a los leales por "auxilio a la rebelión").

 

    Fue indultado el 22 de Febrero del año 1.946, después de casi siete años de prisión por defender la libertad, la legalidad y la democracia.

 

Extracto del libro "Moratalla a través de los tiempos". Volumen II. De Marcial García García.